442 397 9046 [email protected]
Historia del PVC

Historia del PVC

Desde tiempos ancestrales, el hombre ha trabajado en el desarrollo de materiales sintéticos para obtener beneficios que no encontramos en los productos de origen natural.

El PVC es uno de los materiales sintéticos más antiguos en la producción industrial. Sus comienzos fueron descubrimientos accidentales a lo largo de la historia, en diferentes lugares y épocas, así como sus intentos fallidos de aplicación comercial.

En el siglo XIX, los primeros investigadores accidentalmente descubrieron el PVC al menos en dos ocasiones. La primera fue en 1838 por el físico francés y químico Henri Victor Regnault, y la segunda fue en 1872 por el alemán German Eugen Baumann. En ambas ocasiones, el polímero aparece como un sólido blanco dentro de matraces que contenían el recién descubierto gas de Cloruro de Vinilo que habían dejado a la exposición de la luz solar. El material obtenido era muy difícil de trabajar y a nadie le interesó desarrollarlo con fines comerciales.

En 1913, el inventor aleman Friedrich Heinrich August Klatte registró la patente del PVC. Su método usaba la polimerización del Cloruro de Vinilo usando la luz solar.

El suceso más significativo que marcó la historia del PVC, ocurre en Estados Unidos cuando la compañía BFGoodrich contrató al científico Waldo Semon para desarrollar un material sintético que reemplaza el plástico natural que estaba incrementando considerablemente sus costos.

Sus experimentos ahora produjeron el policloruro de vinilo. Dichas pruebas estuvieron en riesgo de ser canceladas por la recesión de los años 20s, y el proyecto estuvo en riesgo de abandono, hasta que Semon consiguió la idea de que el PVC pudiera ser un recubrimiento para telas que fuera resistente al agua.

Las ventas aumentaron rápidamente, y al mismo tiempo se fueron expandiendo los alcances del producto. Nuevamente se da una gran demanda durante la Segunda Guerra Mundial, cuando el PVC rápidamente reemplazó los materiales tradicionales para aislar cables en los barcos militares.

Durante los años 50s, muchas otras compañías comenzaron a producir PVC y los volúmenes de producción aumentaron dramáticamente en todo el mundo. A lo largo de esta década, los desarrolladores rápidamente encontraron más innovadores usos y afinaron los métodos para mejorar la durabilidad, abriendo las puertas para las aplicaciones en la industria de la construcción.

Los productos de PVC rápidamente se convirtieron en esenciales para la industria de la construcción; su resistencia a la luz, a los químicos, y a la corrosión, lo convirtieron en la mejor opción para usos en la construcción. Las mejoras lograron que el material fuera resistente a temperaturas extremas, permitiendo que el PVC pudiera transportar agua a miles de casas e industrias.

En los 60s solo 5 compañías producían PVC; para los años 80s, había 20 compañías produciendo. Hoy es la tercer industria más grande del plástico en el mundo, después del polietileno y del polipropileno. El bajo costo del PVC, excelente durabilidad y procesabilidad, lo convierten en la mejor opción de material para docenas de industrias como la médica, la de cuidado de salud, tecnologías de información, transporte, textiles, construcción, etc.